LA HUMANIDAD BAJO HIPNOSIS DESDE EL HAARP

 

¿Sabías que la humanidad está bajo hipnosis desde la creación del Haarp? ¿Sabías que el Haarp produce “anestesia electromagnética” en los cerebros y que es a consecuencia de esta sofisticada tecnología, también denominada “lobotomía neuroradial” que la gran mayoría de la gente permanece en estado de negación y de indiferencia absoluta ante noticias espectaculares que hace 20 o 25 años hubieran impactado profundamente, como el inminente Gobierno Mundial o Nuevo Orden Mundial? … ¿Qué sabes del inminente Gobierno Mundial? ¿Por qué no reaccionas ante ello?… ¿No reaccionas? Ahí está la prueba de lo que digo.

Estamos en plena Tercera Guerra Mundial y no es una guerra de países contra países sino una guerra de la élite contra el género humano, para aniquilarlo casi por completo. Somos la humanidad quienes estamos siendo masacrados sin posibilidad de defensa, porque ni siquiera nos hemos enterado de que estamos siendo masacrados. Ésta es una guerra silenciosa e ilimitada. El arma con la que nos están matando principalmente, es la cortina de hierro del silencio y la desinformación.

Los Illuminati han sabido desde siempre que esta conspiración es tan grande e inverosímil que aquellos que alerten a los demás sobre ella serán calificados de locos o dementes. ¡Otra profecía cumplida!

 El hecho desconcertante de que las personas no reaccionen siquiera ante hechos tan evidentes como dos más dos es exasperante y prueba contundente de que la humanidad está siendo sometida a una sofisticada tecnología de control mental de masas, una tecnología tipo radar o radiofrecuencia dirigida al control de ciertas porciones y funciones específicas del cerebro (detalles más adelante). Tanto más si consideramos que las personas pueden ser sagaces e inteligentes respecto a muchas otras cosas de valor práctico, como las relacionadas con su trabajo o profesión, esto es, en todas aquellas cosas que no atañen a los cuestionamientos sobre sus propias instituciones de Control. Es un hecho que porciones o segmentos del cerebro de la población, sobre todo del hemisferio derecho y del hipotálamo y de los lóbulos pre-frontales son literalmente anestesiados o manipulados mediante ondas de extrema baja frecuencia (ELF) de tecnologías de radiofrecuencia como el Haarp y por varios agentes químicos que nos introducen de varias maneras y que actúan sinérgicamente para enfermarnos y embrutecernos, como las vacunas, el flúor y los chemtrails.

 El Haarp es un arma electromagnética secreta que utiliza  tecnología avanzada de radiofrecuencia, la cual no sirve solamente para causar tormentas, huracanes y terremotos sino para alterar nuestras ondas cerebrales. Fundamentalmente, es un sistema de frecuencia de radio que modula las ondas de cerebro de cada individuo para llevarnos a un estado colectivo de hipnosis mediante el cual podamos recibir órdenes directas al cerebro. Para este efecto, sus antenas emiten ondas de extrema baja frecuencia (ondas ELF), de entre 1 a 20 Hz (dentro del rango de percepción auditiva humana), las cuales, tal como teorizó Tesla, rebotan contra la ionosfera y regresan a la tierra produciendo además importantes modificaciones climáticas o fenómenos sísmicos.

El Haarp es una tecnología ultrasecreta ideada por Nikola Tesla hace un siglo y secuestrada y desarrollada secretamente por la sociedad científica secreta del planeta desde principios de los 60s. Originalmente, esta tecnología fue parte del proyecto de Tesla de producir energía libre y gratuita a nivel mundial, pero fue secuestrada por la élite del gobierno sionista secreto para convertirla en un arma climática y radiobiológica de control mental. Su aplicación como arma de control de la mente se vincula a investigaciones hechas por psicólogos, psicobiólogos y neurocientíficos, como las realizadas por el psicólogo y neurocientífico Michael Persinger, que investigó los efectos de la radiación electromagnética del cerebro para un programa del Pentágono, la marina y la agencia de espionaje de la NASA.

Persinger perfeccionó un método para hacer experimentar experiencias subjetivas, como encuentros con ángeles o extraterrestres, por medio del uso del casco de motocicleta de realidad virtual, enviando señales electro-magnéticas a la parte delantera del cerebro. Investigó el método de “acceder directamente a cada cerebro mediante la inducción electro-magnética de algoritmos fundamentales”, “un proceso ligado a la temperatura del cerebro para permitir que se afecte a todos los cerebros humanos normales por medio de una frecuencia subhármica cuya variación a 10 hertzios sería sólo de un 0.1 hertzios”. Variaciones al azar del ruido pueden permitir diferenciar entre las mentes de diferentes individuos, es decir, cada individuo puede ser identificado en función de las características “outputs de su cerebro”.

El experimento va más lejos: la conciencia de un individuo, su memoria y la conciencia de sí mismo pueden ser modificadas mediante ondas electromagnéticas, especialmente la personalidad puede ser totalmente modelada, cada estado mental puede ser generado artificialmente desde una fuente externa[1]. En lo que yo sé, lo que se está haciendo con el Haarp es la tecnología pionera de los insertos holográficos utilizada milenariamente por los extraterrestres Illuminati invasores, mensajes directos que las antenas radiales de las bases y naves extraterrestres envían el hipotálamo de nuestros cerebros. Esta tecnología es real, ya existe y está siendo utilizada a nivel global mediante mecanismos similares a los que utilizan las señales de radio y el sistema de telecomunicación, medios a través de los cuales la humanidad puede ser electromagnéticamente controlada, por ejemplo al estar mirado o escuchando a través de las cadenas de TV, radio, teléfonos celulares u otros medios tecnológicos.

 La vida en nuestro planeta se puede dividir así “antes y después del Haarp”. Lo que hace esta tecnología es bajar la frecuencia del cerebro, alargando las ondas cerebrales, sumiendo a la población humana en la hipnosis profunda y provocando perturbaciones en la malla planetaria, Sus antenas en Alaska y otras partes del mundo son la manifestación visible de los logros científicos ocultos de la sociedad científica secreta del planeta, logros de los que obviamente no se dice una palabra en los medios. Este tipo de logros no se hacen públicos, salvo para mentir con todo descaro sobre el supuesto objetivo científico-defensivo de esta tecnología: “investigar la ionosfera”, así como ser utilizada como arma vanguardista de “defensa contra misiles”. Pero la realidad es muy aparte, como prueba la patente de esta tecnología de control mental, la cual la describe como “método y aparato para provocar el efecto de audición de radiofrecuencias”. Según la descripción de la patente, estas ondas pueden “convertirse en señales nerviosas que pueden enviarse al cerebro y que permiten que el cerebro perciba un lenguaje inteligible”. ¿El titular de la patente? Las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.

 El haarp es un arma de destrucción masiva, sísmica y climática, diseñada para provocar sequías y terremotos, tsunamis, tornados y tormentas, entre muchas otras alteraciones medioambientales. Pruebas de esto sobran, abundan en las noticias de Internet. Estados unidos amenazó a Japón con provocarle un terremoto si abandonaba el patrón dólar; no sólo en Japón sino en China, dos días después de que ambos países abandonaran el patrón dólar, ocurrió la tragedia de Fukushima.

 Dentro del “Tratado de Armas Meteorológicas de Naciones Unidas” hay una declaración de la ONU en mayo de 1976, firmado por la Convención de Ginebra el 18 de mayo de 1977 y que supuestamente entró en vigor el 5 de octubre de 1978. La convención tenía supuestamente el objetivo de “la prohibición de uso militar o cualquier otro uso hostil de técnicas de modificación ambientales.” La convención reconoce que estas técnicas de modificación ambientales pueden causar terremotos, tsunamis, alteración en el equilibrio ecológico de una región, ciclones, tornados, tormentas, cambios en los patrones climáticos, en las corrientes oceánicas y en el estado de la capa de ozono, así como de la ionosfera. Han pasado 30 años desde que la ONU reconociera al Haarp como un arma militar de destrucción masiva, y ya podemos imaginar cuánto se ha perfeccionado esta arma letal desde entonces. A esta tecnología militar le debemos los últimos tsunamis y terremotos, sequías y tormentas selectivamente distribuidas por todo el planeta, en ejecución de los planes de reducción y control de la población, ya previstos en los informes “El Mundo en el año 2000”, aprobados por el presidente Jimmy Carter. Es fácil comprobar que el Haarp está siendo usado por el ejército estadounidense como arma de terrorismo climático contra toda nación hostil, como de hecho ha sucedido en China, Japón, Rusia, Egipto, Libia, Irán, Irak y Corea del Norte, entre muchos otros.

En cuanto a las sequías devastadoras, éstas ya caracterizan el patrón climático de países como Iraq, Irán, Siria, Afganistán y África, sin mencionar las de Cuba y Corea del Norte.

Los sistemas agrícolas de los países están pasando de la crisis a la devastación por las técnicas de guerra secreta y silenciosa del Nuevo Orden Mundial, a causa del Haarp y de las medidas mundialistas de imponer a los agricultores de todo el mundo semillas genéticamente modificadas.

 Por otra parte, ¿Por qué la gente ha perdido la capacidad de reaccionar ante amenazas y peligros tan inminentes y devastadores que les atañen directamente? … La gente debería estar reaccionando masivamente desde hace muchos años ante estas noticias tremendas, si no lo hacen es porque están hipnotizados electromagnéticamente por el Haarp. No puede ser más obvio: el Haarp es un arma electromagnética secreta que utiliza  tecnología avanzada de radiofrecuencia, la cual no sirve solamente para causar tormentas, sequías, huracanes y terremotos sino para alterar nuestras ondas cerebrales.

Desde luego, las innovadoras tecnologías electrónicas y de radiofrecuencia a distancia han adquirido preeminencia sobre las armas biológicas y la guerra química, encabezada por la industria farmacéutica y los chemtrails, dentro del Programa de crímenes experimentales para reducir y controlar a la población. Fundamentalmente, el Haarp es un sistema de frecuencia de radio que modula las ondas cerebrales de cada individuo para llevarnos a un estado colectivo de hipnosis mediante el cual podamos recibir órdenes directas al cerebro. Para este efecto, sus antenas emiten ondas de extrema baja frecuencia (ondas ELF), de entre 1 a 20 Hz (dentro del rango de percepción auditiva humana), las cuales, tal como predijo su inventor Tesla, rebotan contra la ionosfera y regresan a la tierra produciendo modificaciones climáticas. Las vibraciones de las antenas del Haarp son enviadas a la ionosfera y regresan a la tierra para ser captadas por antenas receptoras disfrazadas de semáforos, cactus o palmeras, astabanderas, anuncios o  tanques de gas, y hasta los televisores, teléfonos móviles o los aparatos electrodomésticos. Los teléfonos celulares, sobre todo, sirven como anclajes de estas extremas bajas frecuencias, moduladoras cerebrales, lobotomía radial que recibimos del Haarp, de manera que no podamos ya reaccionar ante la más impactante realidad.

Los medios de control mental de los Illuminati son ya  extremadamente intrusivos, utilizan estas tecnologías de radiofrecuencia para interferir tus pensamientos y ondas cerebrales, para enviarnos frecuencias que nos enferman y alteran, señales principalmente de miedo y angustia. Se sabe que las microondas se pueden modular para modificar el estado emocional de las personas. Las ondas más bajas, de 6.6 Hz (ondas Theta), pueden causar depresión; las de 7.83 Hz (ondas Alfa) provocan sentirse bien y las de 10.80 hz (ondas Beta) generan una conducta agresiva y antisocial, son capaces de alterar aún más el biorritmo del cuerpo-mente. Un impulso electrónico procedente del exterior y dirigido al hipotálamo, como una visión o un sonido inteligible, produce repentinamente una emoción intensa, como ira, odio, agresividad, y una modulación de sonido dirigida a un blanco específico puede ser capaz de convertir a un individuo en un asesino masivo impulsivo. La radiofrecuencia de microondas dirigida al hipotálamo tiene grandes efectos sobre las emociones, incluso puede inducir un ataque al corazón, dirigiendo la energía electromagnética al objetivo.

 Las personas están siendo atacadas por microondas de radiofrecuencia que dañan sus cerebros, principalmente a través de sus teléfonos celulares, y por eso no reaccionan ya ante nada que se les muestre. Se les pueden mostrar a las personas las más claras evidencias de una Gran Conspiración en su contra, tan claras como dos más dos, pero por una hasta hace poco misteriosa razón no quieren creerlo, pero tampoco quiere saberlo, ni siquiera a nivel anecdótico, les importa un bledo. Les interesa mucho más el fulano que juega al fútbol o los chismes de las “estrellas del espectáculo”, fabricadas por los Illuminati precisamente para distraerlos e idiotizarlos; conocer el último chisme sobre su “estrella” o sus chismes sociales locales es más importante que el hecho de que sus vidas están siendo amenazadas por un inminente genocidio mundial y por una Dictadura Universal.


[1] Fuente parcial de esta información sobre Michael Persinger y el Programa de control mental de la Cia: Mk Ultra-técnicas de la Cia para el control mental. http//youtube.be//WJ9AUxKL

Anuncios

La conspiración contra el despertar Índigo. Quiénes son los Índigo, cuál es su misión y quiénes y cómo los están atacando, a través de la educación, la psiquiatría y los psicofármacos

(Mira cómo nos controlan, cómo es posible que nos creamos las disparatadas mentiras fundacionales con las cuales hemos sido históricamente manipulados)

 Las opiniones y creencias son en realidad y por lo general órdenes e instrucciones directas metidas en el subconsciente mediante un complejo programa de control mental, de manera que la gente se crea que sigue sus preferencias, en materia religiosa, política, científica o espiritual, o hasta en cosas tan personales como el qué come y cómo viste, cuando en realidad la persona sólo está siguiendo un “programa” que lo mueve como a un robot en la dirección deseada. Los sistemas de creencias tradicionales de masas, religiosos, políticos, científicos o espirituales son paradigmas creados por la Red-Illuminati de control como fruto de un ancestral programa de diseño de ingeniería social:

 ¿Cómo logran que nos creamos todas esas disparatadas mentiras mitológicas con las cuales somos controlados como títeres? … Parecerá un poco extraño lo que voy a contarles pero transmitir esta información me parece vital para también entender otra porción de asuntos relacionados al modus operandi del Sistema de Control (Gran Hermano).

Los que nos controlan son astutos, nos mienten con la verdad. No se puede mentir con la sola mentira, se requiere al menos de un pequeño “núcleo de verdad” dentro del engaño para crear una mentira convincente. Y en realidad ellos son capaces de tomar una pizquita de verdad como el principal ingrediente de un sistema de embustes, montar sobre esa pizquita una montaña de mentiras. Ahora, esto es muy importante, el ADN es un banco de información ilimitado, el cual nos ha sido literalmente desactivado hasta en su 97% mediante mutaciones genéticas deliberadas por parte de los ETs-Illuminati, ese ADN desactivado, no codificante de proteína y aparentemente vacío de información es lo que se ha llamado “ADN basura”, porque nuestros científicos no saben para qué sirve, cuando la realidad es que este ADN “basura” es la prueba de la “desconexión” intencional de nuestros antiguos códigos genéticos más evolucionados.

Aquí viene lo interesante, que nosotros sabemos todo o que el ADN sabe, si podemos acceder a esa información y recuperarla, ya que existe una co-resonancia bioelectrónica entre nuestro cerebro y los datos almacenados en el ADN. Nuestro cerebro originalmente se encontraba conectado biolectrónicamente con ese banco de datos, particularmente mediante el hemisferio derecho del cerebro (lado intuitivo-femenino). Por ello nos han desconectado el hemisferio derecho del cerebro, a través de incontables mutaciones genéticas intencionales, y a través de métodos de programación psicológica como la educación y la programación mediática, la TV sobre todo.

Aquí está el meollo de la cuestión, que la pequeña “pizca” de verdad sobre la cual los Illuminati construyen sus montañas de mentiras está almacenada en nuestro ADN, así que cuando ellos inventan todo un sistema de creencias (religioso, científico o político, por ejemplo), la pequeña pizca de verdad que hay en ese tinglado de mentiras hace que nuestro ADN vibre electrónicamente, emitiendo señales de su campo electromagnético y que así nuestro cerebro se dé cuenta de que en la información que está recibiendo hay algo que resuena “dentro de él” como verdadero. Lástima que el cerebro, tan dañado y manipulado, no sabe distinguir ese pequeño punto de verdad para separarla del montón de mentiras, y entonces lo que hace es “aceptar todo el paquete”, creerse íntegramente todo lo que le dicen, sólo porque hay “algo” de entre todo ello que resuena en él como verdad. Es así como toda nuestra historia ha sido premeditadamente falsificada, tomando eso pequeños núcleos de verdad para edificar sistemas de mentiras. Es también utilizado pequeños “núcleos de verdad espiritual” como fundamento como han sido creados los programas mentales llamados “religiones”.

 Pero no es tan sencillo como eso, el simple lavado de cerebro psicológico no funcionaría si previamente los Illuminati no dañaran seriamente nuestro cerebro para dormirnos y atontarnos, a fin de que no podamos distinguir el derecho y el revés, ni ver los hechos evidentes de la mentira intrínseca y disparatada. Y para eso es que se aplican diferentes tecnologías.

La élite Illuminati cuenta con tres principales métodos de control de masas.

 Control neuroradial (Lobotomía radial): las señales ELF u ondas de radio electromagnéticas de extrema baja frecuencia que alteran la frecuencia de nuestras ondas cerebrales e influyen en nuestro pensamiento y estado emocional y anímico, afectando nuestra lucidez mental, sumiéndonos en un estado de hipnosis, y de hecho la Tierra se encuentras atrapada en un arnés electromagnético artificial desde hace unos 15,400 años, enganche electromagnético que convierte a la Tierra en un planeta-prisión. Esta es también la tecnología neuroradial del Haarp, a la que los conspiradores del NWO llaman “Tratado de Armas meteorológicas de Naciones Unidas”. A estas tecnologías se les denomina en su conjunto “lobotomía radial”.

Control químico (Lobotomía química): ya saben, las vacunas, que son venenos encubiertos con efectos neurodegenerativos para idiotizarnos, el embrutecimiento inducido a través del flúor en el agua de beber, el aspartamo, los medicamentos, los transgénicos, los chemtrails, etc, armas químicas que de hecho mantienen a la humanidad en una estupidez y ceguera inducidas y permanentes.

Control psicológico (Lobotomía psicológica): la propaganda o el lavado de cerebro psicológico de la TV, los medios, la religión, la educación, la política, etc, la lobotomía psicológica, a la cual sirven de refuerzo indispensable los métodos anteriores, químico y radial. Todas estas técnicas en su conjunto nos hacen vivir en una prisión holográfica, en un arnés bio-químico de la percepción.

 La “realidad decodificada” nos demuestra que el sistema de control y el falso sistema de realidad en el que vivimos “atrapados” han sido diseñados desde tiempos inmemoriales desde un “nivel oculto” y  definitivamente “no humano”, el cual está mucho más allá del simple “lavado de cerebro” de la manipulación psicológica mediática (perdón por la reiteración). Si la humanidad ha mostrado desde siempre un “comportamiento de borregos” es porque ha estado literalmente bajo una hipnosis tecnológicamente inducida mediante radiofrecuencia. No se trata de una simple manipulación procedente del lavado psicológico de cerebros, sino de la intervención tecnotrónca del cerebro mediante tecnología neuroradial. De hecho, existe un arnés electromagnético de origen ET en el campo geomagnético de la Tierra cuyo objetivo es bajar el nivel de frecuencia-vibración humano-planetario, y por tanto reducir dramáticamente nuestro nivel de conciencia-frecuencia, impidiendo consecuentemente la re-activación de nuestro ADN.

 Piensa en esto: el alto grado de manipulación mediática y de control de masas a través de las mentiras tan grotescas y evidentes de la educación, la ciencia, la política, la historia y la religión no puede ser obra de la simple aplicación de la “psicología de masas”, va mucho más allá. Para controlar mentalmente a las masas hasta el punto increíble en que se dispone totalmente de su voluntad se requiere de una tecnología impensablemente sofisticada. Es decir, al contrario de lo que creen muchos escépticos o ingenuos las gentes no están siendo manipuladas simplemente por los anuncios de la tele, o por las mentiras que les dicen en la escuela o en la iglesia, o por los discursos de los políticos o las mentiras de los libros de historia o de los periódicos; esto también cuenta, sí, evidentemente el lavado mediático de cerebro existe pero éste es “adicional” a la tecnología, concretamente a la tecnología ET de radiofrecuencia electromagnética, que es quien realmente controla las mentes y cerebros de las masas. En otras palabras, si no existiera previamente una preparación electromagnética en el cerebro de las gentes los controladores no podrían meterles el “programa”, es decir, si las poderosas antenas de radares de frecuencia que desde las naves y bases extraterrestres envían ondas ELF a cada cerebro no existieran, por mucho “lavado de cerebro” que intentaran hacer nuestros controladores de la élite, las masas estarían tan despiertas de conciencia que nunca podrían creer en las disparatadas mentiras mitológicas con las cuales se las controla.

 El hecho es que la gente está siendo permanentemente manipulada sobre todo por las ondas ELF de radiofrecuencia de origen ET. Las gentes obedecen a los políticos y a los curas, y son controladas como borregos por le élite (Gran Hermano) porque sus cerebros están directamente intervenidos por barreras de frecuencia, imágenes, pensamientos, emociones e insertos holográficos enviadas como señales eléctricas al cerebro, concretamente al hipotálamo, programas que mediante ondas de extrema baja frecuencia (ondas ELF) se les mete en sus cabezas durante el sueño y la vigilia. Estas señales radiales son no sólo capaces de determinar nuestra manera de actuar y de pensar sino hasta de cambiar la bioquímica del cerebro. A través de estas ondas de frecuencia se nos manipula electrónica y bioquímicamente, alterando nuestra percepción de la realidad. Al bajar la frecuencia de las ondas cerebrales los controladores Illuminati bajan también el nivel de conciencia de las personas. Una de las facultades más afectadas es la memoria, lo que ya de por sí puede servir como síntoma. En los últimos años, la memoria de la humanidad ha estado disminuyendo drásticamente, y por eso a la gente, por ejemplo, le cuesta cada vez más trabajo recordar sus sueños y relacionar unos eventos con otros. Sin contar los efectos de los procedimientos de control mental de masas que en su conjunto se conocen como lobotomía química.

Algunas personas, en efecto, están muy despiertas, más despiertas que en ningún otro periodo de la historia, pero irónicamente, la inmensa mayoría está “más dormida que nunca”. Hay personas capaces actualmente de ver o entrever la verdadera naturaleza de la realidad, capaces de traspasar las barreras de frecuencia y los insertos holográficos de la tecnología del Gran Hermano. Ellas son los llamados “Índigo”, a los que peyorativamente también se les llama “conspiranoicos”.

 Esas personas (Índigo) tienen más despierto el ADN que otras, a estas personas es mucho más difícil “dormirlas” mediante las técnicas descritas (lobotomía radial química y psicológica). Estas personas permanecen más despiertas que las demás y no se tragan fácilmente las mentiras del Sistema de Control. A estas personas despiertas o semidespiertas se les denomina “paranoicas” y se dice que no tienen los pies en tierra.

No son más que un puñado, en proporción al resto, ya que no llegan ni al 1% de la población mundial. Es natural que se sientan aisladas y lo estén. Muchos de ustedes, los que leen esto, los que se interesan en estos temas y no se tragan las ridículas mentiras del Gran Hermano son adultos Índigo (o niños, incuso). Los Índigo son personas que poseen el potencial latente del patrón original de 12 hebras del ADN humano.

No se trata de fomentar la discriminación, de sentirse tan especial  o de creer en una superioridad genética, pero la verdad es que estas personas traen una comisión especial como miembros de la Raza Guardiana y de la Alianza de Guardianes, ya que por razones de genética, son mucho menos susceptibles al engaño Illuminati, por lo cual están siendo neutralizadas mediante brutales dosis químicas de refuerzo. Por su valor biológico-genético-espiritual, y a fin de bloquear y anular su intervención en el actual punto del drama humano-planetario (NWO), es que los actuales “niños índigos” están siendo sistemáticamente atacados por las fuerzas Illuminati, para impedir la bio-regeneración y reversión de nuestras mutaciones genéticas. Actualmente existen más de un millón de Índigos en el planeta, pero la gran mayoría de ellos están dormidos, han sido intervenidos con medicaciones, implantes o mutaciones, a causa del secuestro mental y del ataque sistemático que se ejerce sobre ellos a través de la educación, la psiquiatría y los psicofármacos. Pregúntese usted: ¿Por qué tantos niños están siendo diagnosticados con “Trastorno de deficiencia de atención con hiperactividad” (ADHD por sus siglas en inglés) y otros síndromes y trastornos, los cuales alcanzan ya proporciones epidémicas? … ¿Por qué de pronto hay tantas supuestas “enfermedades y trastornos mentales infanto-juveniles”? …

 Desde hace muchos años, la corrección clínica de estos supuestos “trastornos” incluye comúnmente medicación psiquiátrica, como el famoso Ritalin, entre otros. Lo que la psiquiatría y la farmacéutica persiguen es impedir a los Índigo restaurar su plantilla orignal de ADN. A mayor activación de ADN mayor es también el nivel de Fuerza de vida, lo que tiene consecuencias físicas directas, como la inmunidad contra las enfermedades, lo que también ocurre con los niños “Índigo”,  fenómeno científicamente comprobado, aunque no divulgado ni mucho menos proclamado oficialmente. Otra de las razones por las cuales a los Índigo se les administran poderosas drogas farmacéuticas que destruyen su sistema inmunológico, para lo cual se les han inventado toda clase de falsas “enfermedades mentales” cuyo “tratamiento” exige aplicación de psicofármacos. Ellos son personas relativamente fáciles de detectar, ya que son extremadamente sensibles, en especial a la luz, al sonido y a los campos electromagnéticos.

Las personas Índigo están tratando de despertar, de restaurar su anatomía original a través de la activación secuencial del patrón original del ADN de 12 bandas, así como de comprender la verdadera naturaleza de la realidad y sus verdaderos orígenes históricos, descubrir qué y quiénes son realmente y qué hacen aquí. La educación y la psiquiatría cumplen ambas el mismo rol y objetivo coercitivo como métodos de control de masas y son –esto es una denuncia– una conspiración contra el despertar Índigo. La psiquiatría, sin lugar a dudas, fue creada como un método de control social de masas, y de hecho actualmente desempeña el mismo rol que durante siglos ejerció la Inquisición como instrumento de control social, pero sobre todo la psiquiatría fue creada para bloquear el proceso bio-regenerante impulsado actualmente por el fenómeno Índigo (niños Índigo), porque cuando las personas logran despertar el Índigo que llevan dentro, pueden ver con toda obviedad el falso sistema de realidad en el que históricamente vivimos atrapados los seres humanos. Muchos de los actualmente despiertos a quienes despectivamente llamamos “conspiranoicos” son Índigos, los cuales (siempre que no se les someta al agresivo control de los psicofármacos) poseen ciertas características genéticas que les permiten atravesar las barreras de frecuencia de estas tecnologías radiales de control de los ETs de las que hablamos y ver lo que se esconde detrás de los insertos holográficos, como a aparición de cruces luminosas en el cielo y otros trucos holográficos que empiezan a aparecer para perplejidad de los incautos que las toman por señales divinas, incluso otros trucos de rayos láser mucho más convincentes y espectaculares que nos tiene preparada la élite, en supuesto cumplimiento de las profecías, como la supuesta aparición del “Salvador” en su segunda venida. Los Illumnati con su tecnología de “Blue beam” pueden provocar, como lo han hecho innumerables veces en diferentes periodos de la historia, alucinaciones colectivas a través de estas tecnologías láser, creando hologramas mentales o proyectados, insertos holográficos que convenzan a las masas de la visión de Dioses, santos, Mesías y falsas “iluminaciones”.

El falso Merkaba o vehículo de Ascensión para “conocer a Cristo” que se pondrá alguna vez a disposición de los incautos para drenar energía de los cautivos que en su euforia por alcanzar el falso proceso de “Ascensión” sean engañosamente “Ascendidos” a través de una nave espacial supuestamente trans-dimensional tipo Merkaba Estrella de la Muerte. Vamos, que este timo no será otro que un fenómeno de abducción de masas.

 Ellos, los Índigo o despiertos, a quienes por su alto grado de rareza a se les llama “conspiranoicos”, paranoicos o terroristas, o incluso esquizofrénicos, perciben lo que la gran mayoría no ve: la evidencia. Es como si una pequeña porción de la humanidad viera una montaña frente a sus ojos y el resto, la gran mayoría, no viera nada en absoluto.

El panorama por lo tanto es muy triste, porque necesitamos una masa crítica “máxima” del 10% y una “mínima” del 1% de “conciencias despiertas y unidas” para crear un verdadero cambio, y aún estamos lejísimos de alcanzar el 1%. Los que principalmente pueden ayudarnos a alcanzar la masa crítica mínima son los Índigo, pero ya sabemos que están siendo puestos fuera de combate mediante el placaje químico. Y muchos otros individuos que intentan despertar están siendo también atacados a través de la psiquiatría. Invocándose toda clase de “enfermedades mentales” inventadas por la psiquiatría (otra bandera falsa) se les están aplicando psicofármacos que los embrutecen.

 En fin, que estamos en el umbral de algo gordo, mucho muy pero que muy gordo llamado el Nuevo Orden Mundial, tan horrendo y espeluznante que supera toda imaginación y la magnitud de cualquier evento histórico o de cualquier otra tragedia que haya padecido la desdichada humanidad hasta hoy.

Si podemos –y podemos– acceder a la visión global Índigo, entonces, con la misma evidencia que nos permite desenmascarar a un charlatán de feria, podremos entender el “diseño oculto” y la “ruta secreta” de esta civilización, por la cual la humanidad ha sido milenariamente conducida al matadero, en seguimiento de las agendas Illuminati contemporáneas de “Un Único Orden Mundial y Armagedón” y de “reducción selecta de la población”, un entendimiento global indispensable para liberarnos del Nuevo Orden Mundial o Imperio de la Bestia en cuyas garras estamos siendo ya aprisionados y devorados.

 El gran engaño de esta civilización está siendo finalmente revelado. Necesitamos la visión global para armar el puzle antes del desenlace final y poder guiar nuestra misión evolutiva personal. Lo que sabes que debes hacer, porque intuyes que es lo correcto pero que temes hacer porque contradice la opinión general y la norma social y jurídica Illuminati, es lo único que te salvará.

Hay un solo estatuto universal que debes seguir: No cooperes con el mal y sigue tu voz interior.

 Que Dios nos Bendiga a Todos.